El programa  rsync  viene incluido con la instalación de Mac OSX pero si necesitas una versión más moderna y que soporte más funcionalidades, como por ejemplo preservar metadatos, soporte de caracteres extendidos o caracteres multiplataforma entonces vas a tener que instalarte una de las últimas versiones. En mi caso lo necesité a finales del 2006 porque la version incluida no era demasiado moderna.

rsyncPara poder compilar la última versión necesitarás:

  • Saber utilizar Terminal.app
  • Tener instaladas las Apple Developer Tools

Los pasos para realizar la instalación son los siguientes. Cuando lo hice se trataba de la versión 3.1.0 que compilé en MacOSX 10.8.5 en modo 64 bits. Como root:

Instalación daemon rsyncd en MacOSX

Si lo consideras necesario puedes actualizar a la última versión de rsync tal como describo más arriba. En cualquier caso lo que describo a continuación vale tanto para la última versión como para versiones anteriores.

En esta sección vamos a ver cómo configurar el MacOSX para que arranque “rsync” en modo daemon, o lo que es lo mismo, se ejecute el comando “rsync –daemon” en el background.

Para poder ejecutar un “daemon” en el Mac y que arranque en cada boot hay que usar “launchd” y “launchdctl” para cargar un fichero XML que describa qué proceso quieres ejecutar en modo daemon. El fichero XML es un fichero “PLIST o property list” que se instala como root en /Library/LaunchDaemon.

Así que allá vamos. Crear el fichero “org.samba.rsync.plist”

Desde Terminal.app y como root copio el fichero a /Library/LaunchDaemons

Creo el fichero /etc/rsyncd.conf

Fichero de secretos /etc/rsync/rsyncd.secrets. Usar la misma contraseña (Clean) que usará el cliente.

Cargo el plist en el registro de launchd. El proceso “rsync –daemon” no arranca, lo que estamos haciendo es que se registre el servicio y cuando llegue una petición al puerto 783 el proceso launchd se encargará de arrancar “rsync –daemon”.

Desde un cliente podemos comprobar que está funcionando